Restaurante Marisquería
Esencia de Galicia


Mariscos
Almeja babosa
Almeja fina
Almeja japonica
Berberecho
Bogavante
Camarón
Centollo
Cigala
Langosta
Mejillón
Navaja
Nécora
Percebe
Pulpo
Vieira

Pescados
Lenguado
Merluza
Mero
Rape
Rodaballo



Almeja fina

Es un bivalvo que vive normalmente enterrada en la arena poco pedregosa de la zona intermareal. Se entierra en la arena o el lodo por medio de un pie musculoso en forma de hacha. Su concha está formada por dos valvas iguales, unidas por un ligamento que posibilita su apertura y cierre. Las almejas consiguen su alimento por filtración del agua del mar ingerida por su sifón, que les permite vivir enterradas a una profundidad de 15 a 30 cm., pudiendo soportar perfectamente las bajamares.

Los sexos suelen estar separados y su fecundación es externa. El crecimiento está en función de la temperatura, salinidad y abundancia de alimento, soportando temperaturas entre los 5º / 30º C., además de soportar bien los cambios de salinidad.

En Galicia existen varios tipos de almejas diferentes, con características propias cada una de ellas. Algunas son: Fina, Babosa o Japónica (o Japonesa).

Veamos seguidamente algunas de sus características:

La almeja fina es un bivalvo de extraordinaria calidad. Es también conocida como almeja de Carril, por ser este pueblo marinero un gran productor de este tipo de almeja. Su concha posee unas finas líneas en forma de radios y otras concéntricas que forman sus característicos cuadritos. Su color, entre blanco y castaño, varía dependiendo de la zona de producción. Sus sifones son largos y están separados en toda su longitud. Aguanta viva fuera del agua mucho más tiempo que otras almejas, por lo que adquiere un gran valor en el mercado, ya que su ciclo de comercialización puede durar más tiempo.

Portada | © 2009 Manda Truco